Como mejorar la comunicación en tu consultorio dental

base SEVENDE

La comunicación es la herramienta básica que utilizamos los seres humanos para comunicarnos y entendernos. Si tuviésemos que definirla desde el marco teórico, sería algo así como la “acción y efecto de comunicar o comunicarse; trato, correspondencia entre dos o más personas; transmisión de señales mediante un código común al emisor y receptor”.

En nuestra profesión si bien comunicamos diversas cosas, lo más importante es que informamos – planes de tratamientos, nuevas técnicas, novedades, beneficios – persuadimos – cuando nuestros competidores tienen cosas similares a nosotros – y recordamos  – para que nuestros pacientes no se sientan influenciados por otros colegas. Es así de sencillo. Todos esto y mucho más se logra con la comunicación, siempre y cuando sepas: “qué y cómo lo vas a hacer.

En toda consulta debes  generar una idea clara y concreta de lo que querés transmitirle a tu paciente y de ser posible apoyadas por argumentos fácilmente entendibles y creíbles que dispones en base a  tus tratamientos.

Esta información es decodificada e interpretada en función del entorno en que se mueve la conversación que estás teniendo con él, así como es importante no solo lo que decimos sino como lo comunicamos, hay que atender además al volumen y a las pausas para transmitir aquello que deseamos comunicar, promoviendo todas las acciones hacia una conducta positiva por parte de tu paciente que concluya con la aceptación de tu plan de tratamiento.

Esta misma conducta que, seguramente motivada por sus necesidades y por sus motivaciones personales, le provocará en su mente una reacción afectiva, de duda o rechazo. Para ello debemos estar totalmente pendiente del feed back – información de retorno que nos envía constantemente nuestro paciente – que se produce a través de sus palabras, de sus gestos o expresiones a lo largo de la consulta.

Pero existe otra herramienta para generar una actitud positiva de tus pacientes hacia tu persona o servicio y es la reformulación. Esta técnica consiste en repetir y/o confirmar lo que te ha dicho tu paciente, pero con tus palabras, centrándote en la esencia del mensaje que tu paciente ha querido transmitir o ha entendido. La reformulación nos asegura haber captado las claves de la comunicación del otro.

Como decía el escritor francés André Gide (1859-1951) todas la cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso comenzar de nuevo”.

 por Dr. Cristian Kulzer

Ir arriba