La publicidad engañosa y sus efectos en el consumidor

¿Cuantas veces somos engañados como consumidores y cuántas veces los pacientes padecen lo mismo en los consultorios dentales? Publicidades que ofrecen tratamiéntos con «cero riesgo dolor», «garantía absoluta», «índice cero de rechazo» «técnicas mircroinvasivas de USA o Suiza» , «líder mundial en implantes» y otras tantas irregularidades que pasan inadvertidas por toda la comunidad odontológica. porque quizás llame más la atención una publicidad donde figure el precio bajo de un tratamiento que todo lo anterior. En el siguiente articulo verás en que consiste una publidad engañosa.

Cuando hablamos de publicidad engañosa, nos referimos al efecto nocivo que esto puede causar en el consumidor. Como la publicidad es una forma de comunicación, pueden ser tan veraces o engañosas como cualquiera de las otras. La mayoría de las críticas se enfocan en los aspectos engañosos que esto pueda conllevar.

blanqueador-dental-white-light-anunciado-en-tv-dientes-blancos-en-10-minutos-6400082z1 578213_533720619994645_694344198_n

Toda comunicación requiere de tres elementos que son: a) los autores, b) los medios de comunicación y c) el público que las recibe. Como la publicidad es una forma de comunicación, incluyen estos tres elementos.

Cuando se afecta los derechos de los consumidores de elegir lo que desean comprar, puede generar desconfianza del cliente hacia la empresa.

Toda publicidad engañosa requiere de lo siguiente:

  • Que exista un autor que le haga creer a sus clientes lo que él sabe que es falso, a través de un acto o aseveración intencional.
  • Que los medios de comunicación estén dispuestos a comunicar el mensaje falso del anuncio, los cuales son responsables de sus efectos engañosos.
  • Que la audiencia se encuentre vulnerable al engaño y que no tenga la capacidad de reconocer la naturaleza engañosa del anuncio.

Podemos mencionar también algunas formas de publicidad engañosa y que afecta en gran medida a los consumidores:

  • Son mensajes que contienen expresiones ambiguas, desconocidas o con una variedad de significados que dan lugar al riesgo de que el destinatario interprete el mensaje en un sentido equivocado, distinto a la realidad.
  • Utilización de mensajes que estimulan al comprador a tomar una decisión rápida pero que pasado un tiempo no se llevan a cabo.
  • Utilización de letra pequeña, ilegible o diminuta en los anuncios, con la intención o no, que el destinatario no los perciba o se confunda.
  • Omisión de datos importantes que puedan influir en la decisión del consumidor.

Todo esto puede causar un efecto nocivo en las creencias de los consumidores sobre si el producto ofrecido es confiable o no, y cómo esto pueda afectar la credibilidad de la empresa. Por tal razón, debemos ser cuidadosos al publicitar un producto o servicio, ya que esto puede definir, en gran manera, la forma de trabajar de la empresa

Fuente: Fuente: http://www.emprendices.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba