Un consultorio excelente… ¿pero sin pacientes?

1

Estamos acostumbrados a creer que los tratamientos que realizan los profesionales en el consultorio dental son generalmente aceptables hasta muy excelentes y eso es considerado como lo más importante del trabajo competitivo. No está demás aclarar que si bien es sumamente importante que finalices tus trabajos satisfactoriamente, eso no alcanza para tener éxito en la profesión, porque lo bueno hoy ya no es suficiente. Un buen tratamiento es una expectativa, no un diferencial.

No basta con ser bueno, el mercado tiene que conocerte

Una cosa es pretender brindar un servicio de calidad y excelencia y otra es que la gente y los potenciales pacientes lo sepan y luegolo reconozcan. Para que un consultorio sea exitoso no basta con tener una interesante propuesta de valor, sino que debe tener la capacidad de comunicarla efectivamente a su mercado objetivo ideal para que se percate de su existencia. Sólo crecerá cuando haya suficientes personas que consideren experimentar lo que en realidad se ofrece.

Para crecer en tu consultorio o empezar con el proyecto de uno nuevo, el marketing tiene que ser parte de la ecuación. Además de los recursos tecnológicos, de infraestructura, materias primas, del personal, las instalaciones y demás, un factor clave de éxito (o fracaso) es contar con los recursos suficientes para comercializarlo efectivamente. Es conveniente demorar la “largada” pero tener presente que la inversión en marketing no puede estar condicionada a si queda algo de dinero. Sería como comprar un auto, pero no tener dinero para el combustible, seguro e impuesto. Es parte de lo que implica comprar un auto. El marketing debe es parte de lo que implica tener un consultorio, así como lo es un buen sistema informático de gestión y la comunicación de la marca a través de las redes sociales. Hoy no podés estar afuera de esta situación.

Para finalizar te dejo una sugerencia: es esencial remarcar que cualquier iniciativa debe comenzar por el final. Entre tantas preguntas que surgen debes hacer hincapié en: ¿Qué vas a resolver mejor de lo que ya existe? ¿Quiénes son esos pacientes potenciales? ¿Por qué habrían de cambiarse o elegirte como opción? ¿Cómo y dónde vas a comunicar tu trabajo? ¿Cómo los vas a fidelizar? ¿Dónde los vas a encontrar?

No te olvides que si no hay pacientes, no hay negocio, y el marketing contribuye a que sí sea.

Por Dr. Cristian Kulzer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba